Saltar al contenido

Web Especializada en el Control Parental

¿Buscas controlar las redes sociales de tus hijos? ¿Monitorear su actividad en Internet? ¿Limitar sus horas frente a la pantalla? Pues, lo que buscas es una herramienta de Control Parental. Por suerte, en esta web encontrarás todo lo que necesitas saber.

Hoy en día, los niños saben manejar a la perfección los móviles, tablets o PC. A pesar de que los utilicen como un medio de entretenimiento, aun así, necesitan de la supervisión de un adulto. Esto, debido a lo peligroso que puede resultar un dispositivo cuando se usa en edades tan tempranas. Y, sobre todo, cuando se tiene conexión a Internet.

Aunque puede que baste una buena educación sobre el tema. Son cada vez más los padres que optan por utilizar herramientas y filtros como el control parental. El único capaz de alejar a los niños de contenido no apropiado para su edad y limitar su tiempo frente a la pantalla. Todo ¡sin mucho esfuerzo!

¡Sigue leyendo y conoce más sobre este sistema!

¿Qué es el control parental o filtro parental?

El control parental es un sistema utilizado por los padres, el cual les permite monitorear, controlar o limitar el contenido que sus hijos pueden acceder en Internet, o bien, establecer un horario para el uso de algunas aplicaciones. Ya sea un móvil, tablet u ordenador.

De este modo, se puede asegurar que solo verán el contenido que creas apropiado para él; ya que podrás bloquear páginas, aplicaciones o personas que puedan significar una amenaza, con un par de clics.

Ahora bien, ¿el niño puede saltar el bloqueo parental? La respuesta es NO. A menos que tengan la contraseña maestra — que solo el padre tiene —, es imposible que puedan pasar por encima del filtro parental.

¿Para qué sirve y cómo funciona el control parental?

Educar a nuestros jóvenes para enseñarlos a no asumir riesgos dentro de los entornos digitales. Bajo la necesidad de ofrecer toda la información posible para evitar navegar de manera irresponsable dentro de internet.

Internet es una herramienta que facilita el acceso a la información, aunque como padres no podemos obviar la necesidad de proteger a nuestros hijos e hijas de los riesgos que suponen navegar con libertad dentro de un mundo donde cualquiera puede camuflarse y esconderse bajo un perfil digital.

Los delincuentes digitales cada vez están más especializados en el arte de camuflarse dentro de la red. Por lo que nuestros hijos se convierten en víctimas perfectas de estos delincuentes cibernéticos.

Existen una cantidad innumerable de vulnerabilidades dentro del mundo online, aunque es mientras se disponga con la herramienta adecuada y se tenga un poco de intuición se puede proteger de un modo efectivo y seguro del ataque de estas personas. No se trata prohibir el acceso a estos dispositivos sino de hacer pedagogía en el uso de ellos para que nuestros hijos sean los primeros en alertar cuando esten en peligro.

Uno modo de evitar todos estos riesgos es adquiriendo herramientas de control parental. De este modo podremos supervisar el contenido al que tienen acceso los menores del hogar. Con este tipo de herramientas podremos restrigir el contenido que pueden visualizar o buscar. También se pueden poner filtros para controlar las descargas y las compras que puedan realizar nuestros hijos en algunas plataformas.

Las herramientas de control parental se instalan en el dispositivo del niño y, se controla mediante otra aplicación que el padre posee. Si se utiliza de la forma correcta, puede:

  • Evitar el acceso a páginas web no seguras
  • Prevenir del contenido inadecuado para la edad de tu hijo o hija
  • Proteger contra el ciberacoso
  • Evitar el ciberbullying
  • Proteger contra el sexting

Así como de muchas otras amenazas que pueden significar un riesgo para los usuarios que no saben utilizar el Internet de forma adecuada. Por lo tanto, un buen filtro parental contará con las siguientes características.

Características generales del control parental

Cualquier herramienta de control parental debería incorporar las siguientes características para garantizar la seguridad del menor. Las siguientes son las más importantes dentro cualquier herramienta.

Control sobre Internet

Es la opción con la que debe contar todo control paterno. Esta te permitirá ver toda la actividad de los niños en la web. Es decir, los sitios frecuentados, cuánto tiempo pasan allí, que hacen, que ven, etcétera.

También, te permitirá restringir el sitio web que desees. O, la opción más común, es utilizar los filtros predeterminados del programa, así bloquea las páginas en función de la edad. Esta última, depende del programa.

Restricción de programas/apps

Como su nombre lo indica, sirve para bloquear de manera indefinida un app en particular. Pudiendo ser un navegador web, aplicación de mensajería, juegos, entre otros.

Limitar horarios de algunas apps

Te permitirá programar el tiempo límite por el que puede utilizarse una aplicación. Ya sea la mensajería, un juego o una red social. Sea cual sea el caso, pasado ese tiempo, el niño tendrá que esperar — un tiempo establecido por ti — para volver a utilizar la app. Por lo cual, es ideal para esos juegos adictivos que lo distraen de sus deberes.

Bloqueo de llamadas (en el caso de los móviles)

Cada vez son más frecuentes las llamadas de desconocidos, lo que representa un peligro muy grave. Puesto que, pueden dar lugar a acosos, bullying o, en el peor de los casos, extorsiones. Por tales motivos, un control parental para Android o iOS permite bloquear llamadas de desconocidos o cualquier contacto.

Las opciones antes mencionadas son primordiales para que tu hijo navegue de forma segura por la web. Aun así, es imprescindible que los niños estén al tanto de todos los peligros de Internet dándole una buena instrucción sobre el tema.

Tipos de control parental

Ahora toca conocer varios tipos de este sistema, con la finalidad de que elijas la mejor opción para ti. A continuación, verás en qué consisten y su función.

Bloqueo de llamadas

Esta opción dentro de las herramientas con control parental es útil para tener un control del acceso a las llamadas que nuestros hijos pueden realizar. Además, con algunas de estas herramientas también se puede bloquear el acceso a llamadas a números ocultos, desconocidso o de llamas internacionales.

Limitación del tiempo de uso

Algunas de las herramientas ofrecen la posibilidad de limitar el tiempo de uso que se pueda utilizar una web, videoconsola, teléfono móvil o tablet. Es una función bastante común en la mayoría de los dispositivos ya que ayuda a los padres y madres a tener un control para evitar la sobreexposición a la tecnología por parte de los más pequeños del hogar.

GPS o localizadores de ubicación

Aunque parezca muy extremo, esta función nos permite saber en todo momento dónde se encuentra tu hijo o hija en cada momento. Para ello, es importante hablar y hacer entender de la importancia de esta función con el menor. No se trata de “controlar” los movimientos sino de tener la seguridad de poder actuar con celeridad en caso de emergencia.

Botón de Pánico

Muchos dispositivos tienen en su configuración el acceso a un botón de emergencia el cual activa y alerta a los padres que se encuentra en una situación de peligro. Nuestro hijo e hija puede encontrarse en una situación de emergencia y actuar de modo rápido puede ser la clave.

Control parental mediante DNS

Es la mejor opción para controlar el contenido que se accede por Internet. Se trata de utilizar un filtros de internet para niños mediante servidores DNS, el cual hará un filtrado de páginas inadecuadas para menores (webs sobre drogas, armas, pornografía…)

Este puede colocarse en cada dispositivo inteligente de la casa. Pero, lo recomendado es introducirlos directamente en el router; de esta forma, podrás aplicar los filtros a todos los dispositivos de la casa. Si te interesa este método, el control parental de OpenDNS es tu mejor opción.

Con aplicaciones en los dispositivos

Esta es la forma más común para aplicar filtros parentales. Consiste en instalar una herramienta de filtro parental en cada dispositivo (ordenador, móvil, tablet, TV). Así podrás controlar la navegación por Internet y el tiempo de uso de algunas aplicaciones.

Los sistemas Windows y Apple traen de fábrica su propia herramienta. Sin embargo, sus limitaciones, solo te permitirán bloquear los sitios webs. Por lo que se vuelve necesario instalar software de terceros para tener una suite de protección parental.

Por medio de extensiones de control parental para navegador

Si solo buscas bloquear las páginas webs, entonces bastará instalar una extensión de control parental para Chrome, Firefox, Opera o el navegador que utilices. De esta forma, el navegador estará programado para restringir aquellos sitios que no sean aptos para menores. Por contra, solo con eliminar la extensión, se podrá burlar el filtro parental

Las mejores aplicaciones de control parental en 2020

  • Qustodio
  • Securekids (Android)
  • Famisafe
  • Norton Family
  • ESET Parental Control (Android)

Dispositivos y sistemas más frecuentes donde aplicar el control parental

A fin de que conozcas todos los dispositivos en los que puedes aplicar un filtro parental, mira la siguiente lista de equipos y sistemas compatibles:

  • Router Wi-Fi
  • Móvil, Tablets o Kindle Fire (Android e iOS)
  • Ordenador de mesa o portátil (Windows, MacOS, Linux)
  • Consolas de videojuegos (PS4, Xbox, Switch)
  • Navegador web (Chrome, Firefox, Egde, Opera, Safari)
  • Redes sociales con filtros incorporados (YouTube, Facebook, Google…)
  • Todo tipo de Smart TV y proveedor de cable

En definitiva, estas son los aparatos más comunes e imprescindibles donde aplicar un filtro parental.

Con todo y eso, recuerda que el mejor control parental eres tú como padre. Pues la supervisión de tu chico y la comunicación es fundamental para que disfruten de todas las tecnologías con responsabilidad.